Home
 
 


De la Epopeya de Gilgamesh

Tal y como testifica Enkidos, él volo en las garras de un águila:
"El me dijo: Mira la tierra ahí abajo. Y la tierra era como una montania y
el mar como un pequenio lago. Y de nuevo voló más alto, cuatro horas después
me dijo: !Mira la tierra ahí abajo! ?Qué aspecto tiene?!Mira el mar! ?
Qué te parece a tí? Y la tierra era un jardín, y el mar como la corriente de
agua de un jardinero. Y de nuevo voló durante cuatro horas más alto y dijo:
!Mira la tierra ahí abajo! ?Qué aspecto tiene? !Mira el mar! ?Qué te parece a tí?
Y la tierra tenía aspecto de puré de harina y el mar un canal de agua.


?Cúanta fantasía debe poseer una persona para describir de esta manera
tan realista la Tierra desde la perspectiva de un astronauta, tal y como aquí
en esta epopeya de hace miles de anios se describe? Para los científicos éste
relato no es naturalmente nada más que una invención o suenio y no tiene nada
que ver con los hechos escritos.

Un prehistórico pasajero de avión más fué el Abraham de la Biblia,
él nos cuenta asi su experiencia:

"Y ocurrió a la caída del sol, había humo, como humo de un horno...
y así me llevó hasta la frontera de las llamas. Entonces ascendimos,
como con muchos aires, al cielo, lo que era el firmamento"

Al llegar a "las ciudades de los dioses" cuenta:

"Pero yo deseaba caer a la tierra. El alto lugar donde nos encontrábamos
estaba tan pronto derecho como se daba la vuelta al revés. A veces
estaban las estrellas arriba, otras abajo."



Una clásica definición de las sensaciones que el hábitat del espacio ofrece.
Futuras estaciones orbitales en forma de gigantescas ruedas, que se giran
sobre su mismo eje y así producen una gravitación artificial. Pero también
estos desarrollos se basan en historias de antes, así podemos encontrar
descritas en viejos textos indios (Mahabharata und Ramyana)
tales ciudades espaciales en forma de gigantescas ruedas.

Index of Mahabharata (deutsch H.Jacobi) '